miércoles, 21 de febrero de 2018

REGIONAL | Experiencias y Futuro de las zonas afectadas por el sismo 15/08/2007

Post escrito en el 2011.- 

CONVERSATORIO REGIONAL

El Proceso de Reconstrucción
“Experiencias y Futuro de las Zonas Afectadas con el Terremoto”
Ica, 15 de Agosto 2011
Ilustre Colegio de Abogados de Ica
GIZ – Cooperación Alemana

INTRODUCCION

El país vivía una coyuntura macroeconómica favorable debido a los altos precios de nuestras exportaciones de materias primas y la agroindustria en general. Se tenía en buen recaudo las divisas, situación que ha permitido cierto equilibrio económico. Pero había una microeconomía sempiterna cautiva que hacía a nuestro pueblo cada vez más pobre, porque seguimos siendo sub administrados, deficientemente administrados.

¡¡¡ SISMO magnitud 7.9 !!!
Epicentro 45 k. Este entre Pisco y Chincha
Día 15 de Agosto 2007 hora 6.40 p.m.
Pueblos afectados:
Ica, Pisco y Chincha (Ica)
Cañete y Yauyos (Lima)
Castrovirreyna y Huaytará (Huancavelica)
Fuente Departamento Geológico de USA


CONSECUENCIAS

Horror, llanto, destrucción, pánico, carencias económicas, destrucción de viviendas, edificios, colegios, postas médicas, pistas, veredas, carreteras, tránsito caótico, colapso en la infraestructura básica (agua, desagüe, energía eléctrica, telefonía) dramática inseguridad ciudadana (asaltos, robos, pandillaje, saqueos, etc)


DAÑOS COLATERALES

Impotencia para accionar, afectación espiritual, afectación familiar, la gente caminaba meditabunda, desencajada, triste, violenta, sin orientación y baja autoestima, por que habían perdido su casa, sus útiles de cocina, dormitorios, salas, comedores, todo lo doméstico.

INCAPACIDAD DE UNA RESPUESTA INMEDIATA

El sismo sorprendió una vez más a un país y a un pueblo no preparado para enfrentar y/o administrar una tragedia como la ocurrida, aunque éstas son cíclicas en nuestro país por su ubicación geográfica.
No hay cultura de prevención y/o administración de desastres.

El Gobierno Peruano, como respuesta esperanzadora decretó el Estado de Emergencia en las zonas afectadas por el sismo y, anunció la creación de un Fondo para la Reconstrucción del Sur –FORSUR- definiéndolo como un “ente económico financiero, autónomo que coordine los aportes y la cooperación internacional, nacional, pública y privada que le permita desarrollar un programa de reconstrucción en los pueblos afectados del sur”.

FORSUR

Este propósito gubernamental, fue desnaturalizado, al darle la forma constitutiva y funcionamiento diferente. Se creó como “órgano ejecutor de obras” con libertad de contratación sin control fiscal, como lo expresó su Presidente, para darle mayor eficiencia a la toma de decisiones.
Su Directorio estuvo compuesto por 27 Directores con mayoría limeña empresarial. Por su parte, el Gobierno Regional muy poco o nada hizo por enfrentar esta adversidad.
Lo poco que hizo, tiene aureola de escándalo.
Lo bueno que hizo, fue pelearse con el Gobierno Central reclamando el manejo del FORSUR.


LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

La reconstrucción caminó con pies de plomo, las agujas del reloj giraban abrazadas a los inoperantes trámites burocráticos y las reiteradas promesas incumplidas de las diferentes instancias gubernamentales donde todos jugaban al gran bonetón.
Ningún esfuerzo pudo notarse debido también al divorcio existente entre las obras, metas y objetivos de los gobiernos por esa mediocre, ineficiente, tediosa y corrupta administración pública que vive con sueldo asegurado y sin posibilidad de cambiar.

DEFICIENCIAS DE LA RECONSTRUCCION

Primera: fue darle a FORSUR el carácter político y ejecutor de obras.
Segunda: La designación de su presidente – empresario que manifestó no cobraría remuneración al Estado para no convertirse en servidor público.
Tercera: La sede del FORSUR en Lima. Después en Pisco cuando su presidente se trasladaba diariamente en helicóptero.
Cuarta: No se constituyó un equipo técnico multidisciplinario especializado en temas de construcción y desarrollo urbanístico, montaje, sanitarios, psicólogos, sociólogos, economistas, seguridad, salubridad, alimentación y nutrición, educación, medio ambiente, energía hidráulica, energía eléctrica, transportistas, generadores de empleo, etc.
Quinta: inoperancia en días, semanas, meses sin elaborar planes de trabajo ni proyectos prioritarios para las necesidades elementales de la población.
Sexta: Riesgo representado en el propio Directorio del FORSUR en su mayoría empresarios, que pedían hacer inversiones en grandes complejos habitacionales con la finalidad de favorecer a grandes empresas limeñas de construcción y no en viviendas de interés social, que son prioritarias y de permanente necesidad.
Séptima: Desdeñar y no involucrar la participación efectiva de las autoridades regionales y locales como los verdaderos entes ejecutores de los planes y proyectos de reconstrucción.
Octava: fue, no diseñar el FORSUR a la exacta expresión del Presidente de la República como: organismo autónomo desconcentrado con la finalidad de ser un “ente catalizador” de las donaciones y aportes, dinerarios y no dinerarios públicos, privados, nacionales e internacionales, con el objeto de “coordinar” su aplicación con los “entes ejecutores” mediante un programa de Reconstrucción del Sur.
Novena: INDECI ha demostrado que no tiene un Plan de Contingencias para enfrentar eventos telúricos como terremotos, tsunamis, inundaciones, friajes, calor intenso, huaycos, erupción volcánica, lluvias torrenciales, epidemias, plagas, incendios, etc.

REORIENTACIONES DE LA RECONSTRUCCION

01.- Que el Presidente de la República debería convertirse en el líder de un movimiento nacional de solidaridad con los pueblos afectados del sur.
02.- Proponer la creación de Bonos de Reconstrucción.
03.- Hacer de la reconstrucción un Proyecto de Inversión.
04.- Remoción y recojo de escombros que aún subsisten.
05.- Demolición de viviendas que aún subsisten.
06.- Mayores metas en el reacondicionamiento territorial para la titulación predial.
07.- Construcción de viviendas de interés social.
08.- Priorizar la demolición y construcción de centros educativos.
09.- Construcción y reordenamiento de pistas y veredas.
10.- Programas de salubridad y psico social en la población más afectada.
11.- Habitabilidad de centros educativos.
12.- Rehabilitación de los sistemas de agua y desagüe.
13.- Revisión y rehabilitación de energía eléctrica.
14.- Desarrollar proyectos productivos para generar empleo.
15.- Retomar y promover la cooperación y vinculación internacional.
16.- Fortalecer a INDECI para una capacidad de respuesta inmediata.
17.- Desarrollar un Plan de Organización y Movilización Social para antes, durante y después del evento telúrico.
18.- Organizar y administrar la recepción y distribución de ayudas mediante comités vecinales.
19.- Evaluación y control previo, concurrente y posterior de las inversiones.
20.- Producir una “legislación integral para emergencias” que prevea las contingencias de carácter logístico, tributario, operacional, exoneración de trámites, organización y movilización social, presupuestaria, planeamiento estratégico, evaluación y control, con el propósito de obtener eficiencia en la capacidad de respuesta inmediata , haciendo más flexible la reconstrucción en el sur del país.